Emergencia económica golpea a docentes universitarios durante la cuarentena establecida por el Covid-19

Ante la emergencia socioeconómica que atraviesa Venezuela, agravada por la cuarentena social del Covid-19, profesores universitarios luchan para mantenerse con los bajos ingresos establecidos en las tablas salariales.

 

Foto cortesía: Sumarium

 

 

 

 

Fuente: http://aulaabiertavenezuela.org /Vanessa Calatayud


 

La crisis salarial de los docentes universitarios se acentuó con la pandemia del coronavirus. A diario buscan la manera de salir a producir dinero adicional, a pesar del ingreso mensual que les corresponde por la ley, lo cual es preocupante en materia de derechos humanos.

 

 

 

 

Luego del aumento que entró en vigencia el 1 de mayo, fueron actualizadas las tablas salariales en la que se ubicó al profesor titular con un aproximado de cincuenta dólares mensual.

Tulio Olmos, Vicepresidente de la Asociación de Profesores de la Universidad Central de Venezuela (APUCV), manifestó para Aula Abierta que reciben ingresos muy por debajo de lo que significa un salario digno. “Un profesor universitario, titular con veinticinco años de experiencia tendría un ingreso máximo aproximadamente de unos cincuenta dólares (…) lo que significa eso con respecto a nuestro nivel de vida y a lo que estamos tratando de hacer para sobrevivir es que los profesores estamos igual que a mayoría de los venezolanos, dando una batalla descomunal y titánica”, aseguró Olmos.

La APUCV muestra su preocupación ante la necesidad de los profesores, por lo que les proporciona bonos compensatorios para suplir gastos básicos. “Hemos mantenido una política de apoyo a nuestros docentes en términos de proporcionarles unos bonos especiales que significan un aporte especial que estamos haciendo para contribuir en algo con la situación económica de nuestros agremiados”, aclaró el Vicepresidente.

Los profesores reciben ingresos que los ubican, según los estándares internacionales, en condición de pobreza extrema. Además, existen necesidades básicas que no se satisfacen y servicios públicos en decadencia, esto agrava aún más la miseria en que se sumergen día a día los profesionales de la educación universitaria.

“Desde hace mucho tiempo existen indicadores en los que se hablaba de necesidades básicas satisfechas o insatisfechas y en estos momentos en Venezuela nosotros tenemos que volver a hablar de necesidades básicas insatisfechas, es decir, en estos momentos entre un sesenta y ochenta por ciento de la población no tiene satisfecha sus necesidades básicas y servicios básicos como el agua o energía eléctrica, ni internet, teléfono, etcétera”, señaló para Aula Abierta el Vicepresidente Olmos.

Afectaciones a la educación

Una de las complejidades manifestadas ante la emergencia humanitaria incrementada por el contexto del Covid-19, es la disponibilidad y acceso a la educación. “Es imposible pensar siquiera en la posibilidad de mantener las universidades y la actividad académica vía internet, vía redes sociales, vía virtual. Es decir, la crisis que estamos padeciendo es de un nivel y de un tenor tan grotesco y al mismo tiempo impactante que hace imposible realizar actividad académica en estos términos”, comunicó Tulio Olmos.

Deserción de profesores azota a las universidades venezolanas

En Venezuela la crisis migratoria aumenta con el pasar de los años y el gremio de profesores es uno de los más afectados. Docentes con experiencia han renunciado a sus cargos para buscar mejor calidad de vida en otro país, vacantes que son suplidas por nuevos profesionales.

“Desde hace aproximadamente unos cinco años hemos venido padeciendo las consecuencias de la diáspora y lamentablemente tenemos que confesar que en el caso de la Universidad Central de Venezuela(UCV) se nos han marchado aproximadamente unos dos mil profesores entre los últimos cuatro o cinco años, estamos hablando de un porcentaje aproximado de casi el treinta por cientode la población total de profesores”, indicó Olmos.

“Si bien es cierto que se han incorporado algunos de esos cargos vacantes, también hay que señalar que han sido cubiertos por profesores con menor escalafón, con menor preparación y con una menor dedicación a la universidad (…) no es tanto el número de profesores que se haya ido como en la calidad del arraigo y del compromiso que tenían esos profesores con su universidad”, añadió Olmos.

En la Universidad Central de Venezuela se cerraron dos menciones en la carrera de Idiomas Modernos. Las sacrificadas fueron el idioma alemán y el idioma ruso porque no hay profesores que atiendan esas dos opciones. “Si ya tienes menciones que están cerrando, eso significa que la propuesta, la oferta que está dando esa universidad se está viendo desmejorada y disminuida por el impacto de la diáspora”, sentenció el Vicepresidente de la APUCV.

 http://aulaabiertavenezuela.org/index.php/2020/06/01/emergencia-economica-golpea-a-docentes-universitarios-durante-la-cuarentena-establecida-por-el-covid-19/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *