Bomberos y Bomberitos de la Universidad de Carabobo trabajan ininterrumpidamente durante la pandemia

Acto de ascenso N° 40 de la Brigada Atanasio Girardot

El evento estuvo presidido por el Coronel (B) Pedro Olivo, jefe de la Región Estratégica de Evaluación de Daños y Análisis de Necesidad (Redan) Central, el director de Prevención de Incendios, Protección y Seguridad de la Universidad de Carabobo (Pipsuc) José Luis Antón y el comandante de Bomberos UC Mayor (B) Carlos Camacho, entre otras personalidades.

 

 

Un total de 46 niños y niñas a diferentes jerarquías, de los 55 inscritos pertenecientes a la Brigada de Bomberitos Coronel Atanasio Girardot de la Universidad de Carabobo y Municipio Naguanagua, fueron ascendidos luego de cumplir con los requisitos de tiempo y formación.

 

 

 

Fuente: Prensa Vicerrectorado Administrativo Universidad de Carabobo


 

José Luis Antón destacó el trabajo del Sargento (B) José Morillo, coordinador de la Brigada Infantil, quien ha desarrollado una labor extraordinaria al frente de este importante semillero, con la gran responsabilidad de formar a la generación de relevo de los Bomberos de la Universidad de Carabobo y Municipio Naguanagua, ya que muchos de los bomberos de la UC provienen de esta brigada. Resaltó que durante el lapso de la pandemia y vacaciones, estuvo prestando servicios a la comunidad orientando a más de 50 jóvenes, quienes aspiran desarrollarse en la carrera de bomberos.

 

Pipsuc en servicio permanente

Informó Antón que la Dirección Pipsuc ha continuado trabajando de lunes a domingo en forma ininterrumpida durante estos períodos especiales. “Tanto bomberos como bomberitos y oficiales de seguridad han estado presentes todos los días sin fallar, pese a que es un personal insuficiente, y aun así desarrollan un trabajo de gran utilidad superando las condiciones adversas económicas y de movilidad”.

El director de Pipsuc felicitó al personal de Bomberos y Bomberitos por la labor que llevan a cabo las personas realmente comprometidas, pese a que existen algunos que han abandonado su trabajo y que no comprenden la importancia de una organización como Pipsuc, que no es susceptible a paralización. “Estos hombres y mujeres leales han apoyado a la comunidad y salvaguardado los activos universitarios”. Señaló que durante el lapso de vacaciones no hubo ningún siniestro, lo cual reivindica el trabajo del personal de seguridad que se desempeña con responsabilidad y profesionalismo.

En cuanto a Bomberos y Bomberitos, Antón reconoció su trabajo en lo que va de pandemia y vacaciones, con la atención de más de 120 emergencias en el municipio Naguanagua. “Se trata de una labor digna de destacar y reconocer, como ejemplo de los venezolanos que dan la cara por el país pese a las dificultades económicas y sociales que vivimos”, dijo.

Al finalizar el acto la Brigada de Bomberitos realizó una demostración de la actuación bomberil en un incendio con lesiones de personas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *