Gustavo Izaguirre: “la arquitectura tiene que ser eficiente, bella, útil, duradera y confiable”

La Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la UCV cumple 67 años este 20 de octubre, y a propósito de la celebración de este aniversario que ocurre en un contexto marcado por la pandemia del COVID 19,  su decano (E) Gustavo Izaguirre, habla sobre los aportes que desde su creación, y mucho antes, ha hecho ésta en pro del desarrollo de nuestro país.

 

 

 

Fuente: https://ucvnoticias.wordpress.com


La Facultad de Arquitectura  y Urbanismo de la Universidad Central de Venezuela, tal como lo refiere su decano (E), nace el 20 de octubre de 1953, luego de la primera intervención que hizo la dictadura de Marcos Pérez Jiménez en el año 1951, y que disolvió la facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas; posterior a ello, se divide la misma en tres facultades, que serían: Ciencias, Arquitectura y Urbanismo, e Ingeniería; no obstante, la facultad comienza realmente sus labores a partir del 20 de octubre de 1953.

 

 

 

 

Explica el decano Gustavo Izaguirre, que a pesar de que en esa fecha formalmente se inician labores, los estudios de arquitectura ya habían arrancado en 1941.

“Justamente el 13 de octubre de 1941, inician los estudios formales de arquitectura en Venezuela, precisamente en aquella facultad de Ciencias Físicas  y Matemáticas. En ese entonces, trabaja muy cercana a la escuela de Ingeniería por la relación que existe entre ambas carreras”, señala.

Con relación a los aportes que ha dado al país durante toda su trayectoria, Izaguirre refiere enfático: “Han sido muchos”. Explica en ese sentido, que sobre  todo las dos primeras oleadas que llegaron a Venezuela de arquitectos egresados del exterior, entre los que se encontraba el Maestro Carlos Raúl Villanueva (egresado de la escuela de Artes de Paris en el año 1928) dan un gran empuje al desarrollo, porque coincide además con la creación por esos años del Banco Obrero. El propio Villanueva, recién llegado al país  se incorpora a trabajar en el Ministerio de Obras Públicas y al Banco Obrero.

Decano (E) Facultad de Arquitectura y Urbanismo UCV

El decano Izaguirre destaca que precisamente las contribuciones que ha hecho la facultad, a través de sus profesionales, es muy amplia. Sin embargo, desde mucho antes, “todas las grandes obras de arquitectura que se llevaron a cabo, incluso desde antes que existiera la carrera de arquitectura, reflejan una contribución muy marcada e importante de los arquitectos en Venezuela”.

Ejemplo de ello, refiere,  el Palacio Federal Legislativo, “que es una obra de arquitectura e ingeniería interesante, la cual explica, era toda una estructura metálica que fue comprada por catálogo y el arquitecto tuvo que hacer un trabajo de ensamblaje, que le permitió proyectar y diseñar el Palacio. De allí los grandes muros para poder recubrir esa estructura de acero en el trópico”.

En esa época se construía con ladrillos, no con bloques, pero todos los arquitectos de esa primera época, muchos egresados de fuera, le dieron renombre a la arquitectura venezolana e introdujeron el movimiento moderno. Pero, inclusive, cuando se hace el primer Plan Urbano de Caracas, el espíritu nace de arquitectos venezolanos y de profesionales de acá, con todo y que luego la planificación la llevó adelante el experto Maurice Rotival.

Maestro Carlos Raúl Villanueva.

“Lo importante a resaltar es el aporte de los arquitectos en el desarrollo, y que se refleja, por ejemplo, en una de las primeras obras importantes de Villanueva que es el Complejo de la Galería de Arte Nacional, el Complejo de Los Museos, obras importantes para 1935. Igualmente, el Hotel Maracay, obra hecha por arquitectos venezolanos de la época y la Maestranza de Maracay, que es la primera obra que introduce elementos novedosos a nivel de propuesta estructural y arquitectónica moderna”.

Debilidades y fortalezas

__ Cuáles considera usted, como arquitecto, sean las debilidades o fortalezas más evidentes que se observan en materia de arquitectura, en un país como Venezuela.

__ La mayor debilidad que observo, es que cuando se ha contado con recursos, se pretende solucionar algunos de los problemas, sobre todo en materia de infraestructura y equipamiento urbano, muy rápidamente, y eso ha llevado a cometer errores importantes, pues no se le da el valor y la relevancia que se requiere para que el resultado sea una buena obra.

El decano (E) pone como ejemplo las obras ejecutadas por el Ministerio de Obras Públicas y el Banco Obrero, que construyeron obras de calidad que todavía perduran, por ejemplo las Torres del Centro Simón Bolívar, los bloques del Silencio construidos por el Banco Obrero, y un conjunto de infraestructuras construidas por el Ministerio de Obras Públicas, tales como los grupos escolares Gran Colombia, que  “precisamente fueron proyectados por estupendos arquitectos venezolanos”.

Gustavo Izaguirre compara lo observado en los últimos años en materia de desarrollo urbano, y destaca como por la premura, “o no se toman buenas decisiones o no se buscan buenos arquitectos para hacer buena arquitectura pública, sino se hace arquitectura de muy mala calidad”. No obstante, coloca excepciones a la regla como  el Materno Infantil de Caricuao, “pero ese es uno de cada 100 de los construidos en los últimos años”, acota.

Decano (E) Gustavo Izaguirre: “Seguimos formando arquitectos muy buenos”

Agrega que la mayoría de los edificios públicos construidos en los últimos años, presentan riesgos estructurales y fallas de origen tanto desde el punto de vista de la arquitectura como de ingeniería; mala ejecución de las obras y erradas propuestas, tanto urbanas como a nivel del equipamiento y de servicios que requieren las familias.

No obstante ese cuadro, Gustavo Izaguirre destaca que hay fortalezas, que se expresan en el hecho que “seguimos formando arquitectos muy buenos. Nuestros egresados han sido galardonados con premios nacionales de arquitectura. Muchos profesores de la UCV nos sentimos orgullosos de la calidad de la formación que se ofrece en la facultad, que se expresa en el talento de nuestros egresados”

Y ahí refiere lo importante de la arquitectura, de la cual señala, “es el dominio de la espacialidad, la riqueza espacial, y el uso adecuado de materiales, y  tiene que ser eficiente, bella, útil y duradera y confiable”.

Izaguirre se muestra esperanzado en el futuro a propósito de este nuevo aniversario de la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la UCV. En ese sentido, hace referencia a unas palabras que extendió el Maestro Carlos Cruz-Diez a los estudiantes cuando le fue entregado el Doctorado Honoris Causa por las autoridades de la FAU, y que decía que: “cuando a él le cuentan que en el país hace falta de todo, que se han deteriorado y perdido muchas cosas que tenía el país, y que cuando regrese la democracia, tendremos un país en el que podremos hacer todas las cosas bien desde el principio, porque tenemos suficientes profesionales, egresados de la UCV y particularmente de la Facultad de Arquitectura y sus distintos postgrados, que van a permitir construir y reconstruir el país que tenemos , y hacerlo mucho mejor del que tenemos ahora”.

Un poco de historia

El 13 de octubre de 1941 se crea por Decreto Orgánico la Escuela de Arquitectura adscrita a la UCV. Esta Escuela se limitaba a la organización de programas de estudio y a la tramitación de títulos obtenidos por arquitectos en universidades extranjeras. En 1944 se inician las labores docentes, y funciona durante dos años como un Departamento de la Escuela de Ingeniería. En octubre de 1946 adquiere nuevamente el estatus de Escuela, esta vez adscrita a la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas. En 1948 egresa la primera promoción de la Escuela de Arquitectura.

Luego, por Resolución Rectoral, el 20 de octubre de 1953 se eleva a Facultad de Arquitectura y Urbanismo; el primer decano fue el Ingeniero Willy Ossott. Al final de este período se otorga el primer reconocimiento a un miembro de la FAU por el proyecto “Comunidad Obrera Putucual”. Este trabajo fue desarrollado por los alumnos del quinto año de la carrera, en conjunto con estudiantes de Brasil y Japón. En 1957 se inician las actividades docentes en el edificio que actualmente ocupa la Facultad de Arquitectura y Urbanismo en el campus universitario, diseñado por Carlos Raúl Villanueva.

La Facultad de Arquitectura y Urbanismo a través de la Escuela de Arquitectura otorga el título de Arquitecto. Este profesional está capacitado fundamentalmente para organizar y diseñar espacios habitables, y resolver problemas relacionados con el medio ambiente, además, investiga sobre sistemas constructivos, elabora proyectos de diseño de edificaciones de todo tipo, inspecciona y supervisa obras civiles y remodela edificaciones.  Fuente: https://www.fau.ucv.ve/historia.htm

 https://ucvnoticias.wordpress.com/2020/10/20/gustavo-izaguirre-la-arquitectura-tiene-que-ser-eficiente-bella-util-duradera-y-confiable/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *