El Instituto de Medicina Tropical de la UCV se refugia en las donaciones para no cerrar sus puertas

La campaña para apoyar el Instituto de Medicina Tropical se llama “Ayúdanos a seguir ayudando” y aceptan donaciones por distintas plataformas y cuentas bancarias internacionales para que personas en el país y en el exterior puedan colaborar. La información está en sus redes sociales y en su página web.

 

 

Fuente: https://cronica.uno/


En unas 84 oportunidades ha sido saqueado el Instituto de Medicina Tropical de la Universidad Central de Venezuela (UCV). Los salarios muy bajos y las malas condiciones en que está la infraestructura son otros motivos que ponen en riesgo este centro de salud e investigación, que podría cerrar sus puertas. El único bastón en el que han decidido apoyarse es en la ayuda de familiares, amigos, egresados y personas comunes que han hecho donaciones económicas.

 

Varios factores han debilitado al Instituto de Medicina Tropical. En marzo de 2016 cerraron las instalaciones por un par de semanas como consecuencia de un saqueo masivo. A partir de eso, aunque pudieron contratar vigilancia privada, volvieron a robar el instituto en varias ocasiones. A esto se le sumó la falta de financiamiento para la sustentabilidad de los equipos e infraestructura.

La doctora Belkisyolé Alarcón, directora del instituto, comentó a Crónica.Uno que otro punto importante es la reducción de 50 % del personal, por renuncia o jubilación, sin la adecuada sustitución del talento humano. Los bajos sueldos de los ucevistas los obliga a buscar fuentes de ingresos adicionales que, según Alarcón, los lleva a descuidar sus actividades profesionales o técnicas.

En el Instituto de Medicina Tropical tienen muchas prioridades que están entrelazadas para lograr una atención médica y de investigación deseada. Algunas de las reparaciones que deben realizarse con urgencia, detalla Alarcón, son el techo, la fachada, los baños, el auditorio, los laboratorios, neveras, ultracongeladores, computadoras y equipos adicionales, al igual que los insumos y reactivos para cubrir los gastos para exámenes de diagnóstico.

Lee también
Lo más reciente del 29 de marzo de 2020
Instituto de Medicina Tropical
Foto: cortesía Instituto de Medicina Tropical

La medicina tropical en Venezuela se institucionalizó como campo de investigación, docencia y práctica a principios del siglo XX. Sin embargo, no fue hasta 1945 cuando el doctor Félix Pifano Capdevielle logró que se decretara la creación del Instituto de Medicina Tropical y, en 1956, se logró la creación del edificio del instituto dentro de la UCV.

Las consultas médicas del instituto se redujeron considerablemente durante el período de marzo-diciembre de 2020 ante el decreto de los primeros casos de COVID-19 en el país. En ese momento, el personal mantuvo los exámenes de diagnósticos para la enfermedad de Chagas y toxoplasmosis y, cuando algún paciente daba positivo, le hacían recomendaciones. También recibieron insectos que las personas recogían en casa para su identificación como triatominos vectores de Chagas.

Dr. Oscar Noya del Instituto de Medicina Tropical

Luego, desde enero de 2021, se abrieron las consultas de cardiología, infectología, micología y parasitosis intestinales, la mayoría durante las semanas de flexibilización de la cuarentena.

La toma de muestras sanguíneas se hace diariamente, de lunes a jueves, para el diagnóstico de toxoplasmosis y enfermedad de Chagas”, explicó Alarcón.

Ante todas las adversidades, Alarcón resaltó que no se han dado por vencidos y han aplicado a proyectos internacionales que pronto anunciarán. De todas maneras, el daño a la infraestructura, la reposición de equipos, la inseguridad y, sobre todo, el financiamiento digno al personal que se mantiene fuerte trabajando en los proyectos de investigación son factores que suman. Alarcón advirtió que, de no prestarles atención, en algún momento pueden ser motivo para detener el ritmo de la institución, que ya de por sí está trabajando a media máquina.

Lee también
Tratamiento de la COVID-19 en casa sale costoso y genera mucha ansiedad

Detalló que en el objetivo por conseguir recursos económicos para mejorar el instituto está el Consejo Técnico, el grupo de “Medicina Tropical para Siempre”, los asesores de la iniciativa Tepuy-IMT y todos los profesores, estudiantes y amigos que se están sumando a esta causa.

Mención especial a la Asociación de Egresados, quienes desde el inicio nos acompañan en el tema de las donaciones. De hecho ellos constituyen el canal para la recaudación de fondos”, resaltó Alarcón.

Alarcón subrayó que tienen varios años sometidos a duras pruebas, entre esas, sobrevivir como investigadores en el campo clínico epidemiológico y de investigación básica. No obstante, resaltó que han logrado investigar y publicar a pesar de las adversidades. “Animo a la generación que tomará nuestros puestos y a los más jóvenes les pido no desfallecer, a no migrar y, al que migra, lo motivo a regresar. No tengo duda de que lo lograremos, pero con ayuda”, sostuvo la directora del instituto.

La campaña para apoyar el Instituto de Medicina Tropical se llama “Ayúdanos a seguir ayudando” y aceptan donaciones por distintas plataformas y cuentas bancarias internacionales para que personas en el país y en el exterior puedan colaborar. La información está en sus redes sociales (@imt_ucv) y en su página web.

 https://cronica.uno/el-instituto-de-medicina-tropical-de-la-ucv-se-refugia-en-las-donaciones-para-no-cerrar-sus-puertas/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *