Profesor afirmó que las condiciones de trabajo en la sede Litoral de la USB son paupérrimas

El Secretario de Reivindicaciones Socioeconómicas de la Asociación de Profesores de la Universidad Simón Bolívar (APUSB) denunció que: “en la Sede del Litoral se retornó a las actividades académicas con las mismas deficiencias generales existentes al momento de iniciar la pausa decembrina, lo cual dificulta en extremo la posibilidad de que profesores, estudiantes, empleados y obreros puedan cumplir a cabalidad con sus labores cotidianas.

 

 

 

Fuente: https://www.lapatilla.com


Dicha situación deriva en el continuo éxodo del capital humano especializado, que es muy difícil de encontrar o formar, unido a los perjuicios a la salud de los que continúan creyendo en que hay una ruta que logrará mejorar al sector académico y por ende impulsar el progreso nacional.

Los profesores claman por mejores condiciones laborales, por un ambiente de trabajo digno y seguro. Es totalmente injusto que en la universidad no se garantice ni la salud, ni el bienestar en los puestos de trabajo, ni la higiene en sus baños o cualquier ambiente, algo por demás elemental”.

Agregó Pulido: “Un gran foco de contaminación se puede observar en los sanitarios a consecuencia de la falta de agua que parece no tener solución por parte de las autoridades nacionales, pese a que hace poco más de 20 años la universidad se proveía directamente del río Camurí que la atraviesa, sin tener que esperar permiso alguno de HIDROCAPITAL.

La Gobernación pareciera desentenderse de esta grave situación que afecta no sólo a la Universidad sino a toda la comunidad cercana, usando sus recursos estérilmente en el desarrollo de una Cinta Costera y un Estadio, en vez de atender los problemas sanitarios, de aguas servidas y suministro de agua potable.

Es desatinado que muchos profesores no cuenten en su puesto de trabajo con los equipos y materiales necesarios para desarrollar sus labores de investigación y docencia, y más crítico, que se les pida usar parte de su sueldo para comprar y llevar a su puesto de trabajo agua potable o algún producto de limpieza, transfiriéndoles una responsabilidad exclusiva del empleador. Hoy los profesores de la universidad tienen un sueldo básico menor de 10% de la canasta básica, lo cual significa que viven en pobreza extrema. Es decir, están imposibilitados de asumir cualquier gasto adicional”.

Finalizó Pulido: “La desmejora en la calidad de vida de los integrantes de la USB violenta lo estipulado en la Carta Magna de Venezuela que expone lo obligatoriedad de la estimulación permanente y garantía de estabilidad en el ejercicio de la carrera docente, con un régimen de trabajo y nivel de vida acorde con su elevada misión. Esto es una degradación inaceptable de las condiciones de trabajo. El Ministerio de Educación Superior y demás autoridades responsables están obligados a respetar lo determinado en la Ley del Trabajo y en la LOPCYMAT, adoptando las medidas necesarias para garantizarle a nuestro capital humano las condiciones de salud, higiene, seguridad y bienestar en el trabajo, evaluando la exposición a las condiciones insalubres y, en consecuencia, planificar las actividades que sean necesarias en pro de la buena ejecución de las labores académicas que permiten la formación de los profesionales del futuro”.

https://www.lapatilla.com/2020/01/09/profesor-afirmo-que-las-condiciones-de-trabajo-en-la-sede-litoral-de-la-usb-son-pauperrimas/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *